• Lucero Admin

RETINOBLASTOMA... un reflejo

Qué es?

El retinoblastoma es un tipo raro de cáncer que afecta a los tejidos de la retina del ojo. Se forma en la capa de tejido nervioso posterior al ojo, que detecta la luz del exterior y envía las señales al cerebro.


Es un tumor maligno intraocular común en niños, con una incidencia de uno por cada 15 mil nacidos vivos, por lo que se considera el segundo tumor intraocular más frecuente.

La edad media del diagnóstico de los pacientes es de 18 meses. En los casos de retinoblastoma unilateral se diagnostica alrededor de los dos años de edad. Al ser un tipo de cáncer infantil en la mayoría de los casos lo pueden desarrollar tanto los fetos durante la gestación, como los niños en fase de crecimiento.


Causas:

La mitad de los pacientes que padecen este tipo de cáncer suelen ser de temprana edad y no tienen antecedentes familiares de retinoblastoma. Se diagnostica frecuentemente en niños menores de seis años, entre uno y dos años es la edad más común.

Pero el retinoblastoma también tiene un componente genético y hereditario; en estos casos los hijos de los pacientes tienen un 50 por  ciento de posibilidades de contraer esta patología y de que aparezca en ambos ojos. 


Sintomas:

Debido a que el retinoblastoma afecta con más frecuencia a bebés y niños pequeños, los síntomas son poco frecuentes. Entre los signos que puedes notar, se incluyen los siguientes:

  • Un color blanco en el círculo central del ojo (pupila) cuando una luz brilla sobre el ojo, por ejemplo, al tomar una fotografía con flash

  • Un ojo que parece mirar en dirección diferente al otro

  • Enrojecimiento en los ojos

  • Hinchazón en los ojos



Tratamiento

Los mejores tratamientos para el retinoblastoma de tu hijo dependen del tamaño y la ubicación del tumor, si el cáncer se ha propagado a otras zonas aparte del ojo, la salud en general de tu hijo y tus propias preferencias. El objetivo del tratamiento es curar el cáncer. Cuando sea posible, el médico de tu hijo trabajará para preservar su visión.


Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento con medicamentos en el cual se emplean sustancias químicas para matar las células cancerosas. La quimioterapia se puede administrar en forma de pastillas o a través de un vaso sanguíneo. Los medicamentos quimioterápicos se desplazan por todo el cuerpo y matan las células cancerosas.

En el caso de los niños con retinoblastoma, la quimioterapia puede ayudar a que el tumor se contraiga, de manera que puede utilizarse otro tratamiento como radioterapia, crioterapia o terapia con láser para tratar las células cancerosas restantes. Esto aumenta las posibilidades de que tu hijo no necesite cirugía.

La quimioterapia también se puede utilizar para tratar el retinoblastoma que se ha extendido a los tejidos situados fuera del globo ocular o a otras partes del cuerpo.

Existe un nuevo tipo de quimioterapia, conocida como quimioterapia intraarterial, que suministra el medicamento directamente sobre el tumor a través de un tubo diminuto (catéter) que se inserta en una arteria del ojo. En algunos casos, el médico colocará un balón pequeño en la arteria para mantener el medicamento cerca del tumor. Este tipo de quimioterapia se puede emplear como tratamiento inicial o se puede utilizar cuando el tumor no responde a un tipo de tratamiento diferente.

La quimioterapia intravítrea también se utiliza para tratar el retinoblastoma que se ha extendido dentro del ojo. En este tipo de quimioterapia, los medicamentos se inyectan directamente sobre el ojo. La quimioterapia intravítrea se utiliza cuando el cáncer no responde a otros tratamientos.


Radioterapia

La radioterapia utiliza haces de alta energía, como rayos X y protones, para destruir las células cancerosas. Los dos tipos de radioterapia que se emplean en el tratamiento del retinoblastoma incluyen los siguientes:

  • Radiación interna (braquiterapia). Cuando se realiza la radioterapia interna, el dispositivo de tratamiento se coloca de forma temporal cerca del tumor. Durante la radioterapia interna para tratar el retinoblastoma se emplea un disco pequeño hecho de material radioactivo. El disco se sutura en su lugar y se deja unos días mientras libera lentamente radiación al tumor. Al colocar la radiación cerca del tumor se reducen las probabilidades de que el tratamiento afecte al tejido sano del ojo.

  • Radiación de haz externo. La radioterapia de haz externo libera rayos de alta potencia en el tumor desde una máquina de gran tamaño que se ubica fuera del cuerpo. Tu hijo se ubica en una camilla y la máquina se mueve alrededor de él y libera la radiación. La radiación de haz externo puede provocar efectos secundarios cuando los haces de radiación llegan a las zonas delicadas que se encuentran alrededor del ojo, como el cerebro. Es por este motivo que la radiación de haz externo se suele reservar para los niños que tienen retinoblastoma avanzado y para aquellos que recibieron otros tratamientos sin obtener resultados.

Tratamiento con láser (fotocoagulación con láser)

Durante el tratamiento con láser, se utiliza un láser para destruir los vasos sanguíneos que proveen de oxígeno y nutrientes al tumor. Sin una fuente de alimentación, las células cancerosas pueden morir.


Tratamientos fríos (crioterapia)

La crioterapia utiliza frío extremo para combatir las células cancerosas.

Para realizar la crioterapia, se coloca una sustancia muy fría, como nitrógeno líquido, en las células cancerosas o cerca de ellas. Una vez que estas se congelan, la sustancia fría se elimina y las células se derriten. Este proceso de congelación y descongelación, repetido algunas veces en cada sesión de crioterapia, hace que las células cancerosas mueran.


Cirugía

Si el tumor es demasiado grande para tratarlo con otros métodos, se puede realizar una cirugía para tratar el retinoblastoma. En estos casos, realizar una cirugía para extirpar el ojo puede ayudar a evitar la aparición de metástasis en otras partes del cuerpo. La cirugía de retinoblastoma incluye:

  • Cirugía para extirpar el ojo afectado (enucleación). Durante la cirugía para extirpar el ojo, los cirujanos desconectan los músculos y los tejidos alrededor del ojo y extirpan el globo ocular. También extirpan una sección del nervio óptico, que se extiende desde la parte trasera del ojo hasta el cerebro.

  • Cirugía para colocar un implante oftalmológico. Inmediatamente después de la extirpación del globo ocular, el cirujano coloca un globo especial, hecho de plástico u otro material, en la cavidad orbitaria. Los músculos que controlan el movimiento ocular se conectan al implante. Una vez que tu hijo sane, los músculos oculares se adaptarán al globo ocular implantado, por lo que es posible que este se mueva de la misma forma que el ojo natural. Sin embargo, no se puede ver con el globo ocular implantado.

  • Colocar un ojo artificial. Varias semanas después de la cirugía, se puede colocar sobre el implante ocular un ojo artificial hecho a medida. El ojo artificial se puede crear de tal manera que sea igual al ojo saludable de tu hijo. El ojo artificial se coloca detrás de los párpados y se engancha en el implante. Cuando los músculos oculares de tu hijo muevan el implante, parecerá que el niño está moviendo el ojo artificial.

Los efectos secundarios de la cirugía incluyen infección y sangrado. La extirpación de un ojo afectará la visión de tu hijo, aunque la mayoría de los niños con el tiempo logran adaptarse a la pérdida de un ojo.


Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos son estudios para probar tratamientos nuevos y formas nuevas de utilizar los tratamientos existentes. Si bien los ensayos clínicos le dan a tu hijo la oportunidad de probar lo último en tratamientos de retinoblastoma, no garantizan una cura.





AER


En España, la Asociación Española de Retinoblastoma AER (https://www.aeretinoblastoma.es/), es la encargada de visibilizar esta enfermedad, que afecta mayoritariamente a niños pequeños, para conseguir una atención sanitaria completa y de calidad, en centros de referencia de las máximas garantías, promover la investigación, prestar apoyo, información y asesoramiento en relación con la enfermedad y sus implicaciones sociales y educativas.


Esta Asociación esta formada por un grupo de padres y madres de niños afectados por esta enfermedad, con el deseo de que ninguna familia afectada se sintiera sola y perdida, especialmente en los difíciles primeros momentos tras el diagnostico.


Desde Óptica Lucero queremos haceros llegar toda la información sobre esta terrible enfermedad, apoyando este proyecto con un granito de arena para hacer que esos pequeños valientes tengan un buen presente y puedan disfrutar de un futuro mejor.

Os invitamos también a vosotros a conocer más la enfermedad para llegar a formar una gran playa de ayuda. Máxima difusión para un mayor apoyo.


Os dejamos toda la información para que conozcáis un poco más a esta gran familia:

https://www.aeretinoblastoma.es/

https://www.instagram.com/aeretinoblastoma_es/

https://twitter.com/_AER_es

https://www.facebook.com/Asoc.Esp.Retinoblastoma/



Documentación:

* https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/retinoblastoma-sintomas

* https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/retinoblastoma/diagnosis-treatment/drc-20351013

* https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/cancer/retinoblastoma.html



115 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram

© 2020 Creado para Óptica Lucero - DiseñoWeb LAMZ