• Lucero Admin

La lectura reiterada en «smartphones» eleva el 90 % de los problemas oculares.


Es una escena cada vez más habitual, pero que tiene un coste. Echar un vistazo al móvil antes de dormir durante 15 o 20 minutos para repasar la actualidad del día o realizar cualquier otra gestión puede dañar a la vista. Visión borrosa, irritación, sequedad ocular, fatiga en el ojo... Y así hasta nueve de los diez síntomas visuales y oculares pueden acabar surgiendo de leer en el teléfono móvil de forma prolongada, sobre todo durante la noche. Lo mejor en estos casos es la lectura en papel. Así se recoge en una investigación realizada por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y publicada en la revista científica Applied Ergonomics.


Es el primer estudio que analiza los efectos para la salud ocular que tiene la lectura prolongada en este tipo de dispositivos electrónicos en comparación con el papel. «La lectura prolongada en smartphone puede causar más síntomas visuales que la lectura en papel bajo las mismas condiciones de tamaño de letra, distancia de lectura, o iluminación ambiente», explica Beatriz Antona, investigadora del departamento de Optometría y Visión de la UCM y una de las autoras del artículo en declaraciones recogidas por la agencia Sinc. El equipo evaluó diez síntomas: visión borrosa durante y después de la lectura; dificultad de enfoque de distancias; ojos irritados, secos o cansados; fatiga visual; sensibilidad al brillo de la luz; incomodidad ocular y dolor de cabeza. Todos, salvo el último, empeoraron tras el experimento al leer en un teléfono móvil. «Además, los síntomas de irritación y sequedad ocular se agudizaban si se hacía a oscuras», añade la optometrista. El reducido tamaño de la pantalla y de la letra en un móvil «propicia que los usuarios sujeten el móvil a una distancia de lectura menor y esto da lugar a un incremento de las demandas de acomodación y vergencias sobre el sistema visual para lograr enfocar correctamente el texto». Se realizaron dos experimentos en 54 participantes con buena salud visual. En el primero, se comparaban los síntomas visuales en una lectura de 20 minutos con las dos modalidades estudiadas. En el segundo se analizó lo mismo a oscuras y con iluminación ambiente. «Forzamos el ojo de forma antinatural» El ser humano ha evolucionado para ver de lejos y con luz natural. Por tanto, leer de cerca en una pantalla pequeña y, encima, con luz artificial es antinatural. Es lo que sostiene Eduardo Eiroa, presidente del Colegio de Ópticos y Optometristas de Galicia. «Forzamos el ojo de forma innecesaria y antinatural. Es algo que va en contra de la evolución natural, por lo que el ojo se acaba resintiendo», asegura. En el caso concreto de la lectura en dispositivos móviles pone un ejemplo gráfico. «Es -dice- como si estuviéramos mirando directamente a una bombilla». Son hábitos perniciosos que, a la larga, acaban afectando a nuestras neuronas y al sistema visual, por lo que Eiroa recomienda «evitar en lo posible leer a oscuras una pantalla». «A la visión de cerca -apunta- se suma el hecho de que estamos leyendo el texto en una pantalla que nos está emitiendo luz directa, no reflejada, lo que provoca un mayor estrés y una mayor fatiga en el ojo». Los consejos de los ópticos no solo se refieren a los smartphones, sino a las pantallas en general, y más si se trabaja con ellas, como es el caso de los ordenadores. En este caso recomiendan descansar unos dos minutos cada media hora. En estos descansos hay que mirar hacia el horizonte y procurar descansar el ojo.


Fuente: https://www.cgcoo.es/noticias/lectura-reiterada-en-smartphones-eleva-90-problemas-oculares-2


0 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram

© 2020 Creado para Óptica Lucero - DiseñoWeb LAMZ